Tras el saqueo de la empresa pública Emarsa, la sociedad que gestionaba la depuradora de Pinedo (València), se encuentra una red de políticos y empresarios que se concertaron para desviar hasta 24 millones de euros para todo tipo de negocios. Las investigaciones de la Agencia Tributaria sirvieron durante la fase de instrucción para afianzar las pesquisas y descubrir que fue necesaria una gran red de sociedades e ingeniería fiscal y financiera para conseguir sus propósitos. Este martes han comparecido en el juicio del caso Emarsa que se…

Ver noticia original ➥