Una mujer transexual hombre-a-mujer denunció por valor de $50.000 en el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario a una mujer musulmana como compensación al "inmenso daño a mi dignidad" por no realizarle un depilado brasileño que incluía sus testículos en base a que por su religión no puede tocar de tal modo a un hombre que no pertenezca a su familia. Según los denunciados, esta persona afirmó que "Las mujeres tienen pene y pelotas, y si tu personal no está cómodo con eso se pueden ir buscando otro trabajo".

Ver noticia original ➥