Puede que Tesla Motors sea una de las empresas más alabadas de los últimos años por sus increíbles avances en la tecnología automotriz, pero entre la comunidad open source no los tienen precisamente en alta estima. La empresa de Elon Musk ha aprovechado por años plataformas abiertas como Linux y BusyBox para construir la plataforma de sus coches, y hasta ahora nunca habían liberado el código fuente como lo exigen las licencias GPL. La buena noticias es que acaban de dar un paso adelante.

Ver noticia original ➥