El último barómetro del CIS muestra algunos datos preocupantes para Unidos Podemos. Está teniendo dificultades para fidelizar a su electorado y un porcentaje importante de los que le votaron en junio de 2016 ahora lo rechazan. Los votantes de Podemos y confluencias ha perdido transversalidad dentro de la izquierda y se ha replegado hacia los votantes más escorados a la izquierda. El liderazgo de Pablo Iglesias se ha resentido, particularmente entre los ciudadanos que votaron por Unidos Podemos en las últimas generales.

Ver noticia original ➥