Tres hombres que protagonizaban un video viral riendo mientras un tiburón era arrastrado por un bote de alta velocidad, han sido acusados de dos delitos graves de crueldad animal agravada,, de acuerdo con la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de la Florida y la Oficina del Fiscal del Condado. un cargo por crueldad de animales en tercer grado conlleva una sentencia de hasta cinco años en prisión y una multa de hasta $ 10,000.

Ver noticia original ➥