Los ecologistas esperan que la Junta de Andalucía y el Gobierno español tomen medidas urgentes para frenar y revertir lo que califican como ‘Ecocidio’. El tribunal europeo culpa a las explotaciones súper intensivas de olivar y a las administraciones de la situación, que al sacrificar las fuentes de agua por dinero "pagarán un precio terrible". De los siete casos tratados en Bonn, el expolio del Acuífero Aguas fue el único caso español denunciado ante al Tribunal.

Ver noticia original ➥