Un tribunal alemán dictaminó el jueves la liberación provisional del lider separatista catalán Carles Puigdemont. El caso todavía está siendo estudiado, pero los jueces han eliminado el cargo más grave al que se enfrentaba el antiguo lider. Fue la decisión correcta. (…) Las leyes europeas sobre órdenes de arresto sólo permiten la extradicción por hechos penados en la ley Alemana. En casos graves, como la corrupción, no es necesario revisar estos cargos. Pero aunque se indicó el delito de corrupción, no se detalló en ningún punto del texto.

Ver noticia original ➥