Rodrigo Duterte, declarado admirador de Donald Trump, aprovechó el encuentro en Manila para presentarle los logros de su iniciativa, que ha causado más de 7.000 muertos, según algunos datos, y ha reducido el crimen en Filipinas casi a la mitad en menos de un año y medio. Donald Trump elogió repetidamente al presidente.

Ver noticia original ➥