Pero aunque el europeo diga ahora que el 7 es el número de la suerte, lo cierto es que el G7 solía ser el G8 hasta que los miembros del grupo, liderados por Barack Obama, decidieron expulsar a Rusia, por haber anexado Crimea a su territorio. En aquel entonces, en 2014, Obama definió la anexión como una agresión rusa a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, así como una violación del orden internacional establecido tras la Segunda Guerra Mundial.

Ver noticia original ➥