De perfil "chulesco y altivo" según varios compañeros, J.C.G., de 38 años, lleva una vida desordenada. El juzgado de Instrucción número 4 de Estepona ha acordado prisión provisional sin fianza para los dos policías locales. "Ella os espera": el mensaje de un amigo de la víctima "Cerré los ojos", dice la denunciante

Ver noticia original ➥