Una pareja de turistas americanos que visitaron China recientemente ha denunciado en sus redes cómo la policía fronteriza instaló malware en su teléfono sin poder hacer nada para evitarlo. No es un caso aislado, las autoridades chinas auditan y filtran la mayoría de los teléfonos móviles que entran a la región de Sinkiang con la excusa de luchar contra el terrorismo. Bienvenido al país del mundo que peor respeta tu privacidad.

Ver noticia original ➥