Estados Unidos, durante 70 años el principal aliado de Europa, es hoy un riesgo más a tener en cuenta. “Además de los desafíos políticos tradicionales, como el ascenso de China o la postura agresiva de Rusia, hoy somos testigos de un nuevo fenómeno: la asertividad caprichosa de la Administración estadounidense”, ha recalcado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, desde la capital de Bulgaria. Tusk ha recuperado la dureza con que recibió a Trump tras su elección

Ver noticia original ➥