Gabrielle Englemenn-Suissa y David Kipping del Laboratorio de Mundos Fríos de la Universidad de Columbia han determinado que uno de los planetas TRAPPIST-1 (TRAPPIST-1 e) tiene un gran núcleo de hierro, un hallazgo que podría tener implicaciones para la habitabilidad de este exoplaneta. Para ello se basaron en estudios recientes que han acotado las masas y radios de los planetas de TRAPPIST-1. El núcleo podría ser más grande que X, pero tiene que ser al menos X ya que ningún modelo teórico podría explicarlo. Rel.: menea.me/1q01h

Ver noticia original ➥