La autopsia confirmó que el supuesto agresor murió a consecuencia de una caída de espaldas en la calle Elfo de Madrid. Tenía un politraumatismo y cortes por una caída de espaldas tras haber impactado primero contra una valla de arbustos y luego contra el suelo. El entorno de este joven explicó que el chico no había podido aguantar la presión y que sabía que iban detrás por lo ocurrido en la discoteca Phant de Cornellà de Llobregat en un enfrentamiento entre jóvenes del municipio y un grupo de gitanos del barrio de Can Espinó de Gavá.

Ver noticia original ➥