Unos profesores evitaron una tragedia en la autovía A-2 a su paso por La Panadella al ponerse al volante de un autobús. El suceso tuvo lugar cuando uno de los profesores se percató de que el chófer soltaba el volante y se desmayaba. El docente reaccionó rápidamente y, tras avisar a los otros profesores, se pusieron al volante, logrando redirigir el autocar por el centro del carril cuando ya estaban a punto de salirse de la calzada y chocar contra el guardarraíl. Seguidamente, pudieron ir frenando el autocar hasta detenerlo en el arcén.

Ver noticia original ➥