Existen multitud de rincones encantadores repartidos por todo el territorio peninsular, recónditos, ocultos de las grandes guías de viajes, a los que es complicado llegar y donde es recomendable ir con alguien de la zona para conocerlos a fondo. Nos adentramos en el parque natural de Urbasa y Andía, en la Merindad de Estella (Navarra). El nacimiento del Urederra, con una vegetación espectacular, se ve eclipsado por el color del agua del río, verde turquesa.

Ver noticia original ➥