"¿Cuándo hay servicios religiosos?”. Fue una de las primeras frases que pronunció Iñaki Urdangarin cuando entró en la prisión de Brieva. La fe, más que los psicólogos, ha sido el gran apoyo de Cristina e Iñaki estos últimos años. Tienen muchas personas cercanas que pertenecen al Opus Dei y algunos miembros de la Obra les han servido de sostén y consuelo. "Rezan todos los días el rosario, esta fe los ha mantenido unidos y les ha preparado para afrontar el largo calvario que ofrecen a Dios por el bien de sus hijos".

Ver noticia original ➥