El Ayuntamiento de València ha abierto un expediente sancionador a la Sociedad de Agricultores de la Vega (SAV), empresa que se encarga de la limpieza viaria de la zona centro y sur de la ciudad, por borrar un mural realizado en el barrio del Carmen que criticaba la sentencia de Alsasua. La contrata no consultó la conveniencia de la limpieza con la Concejalía tal y como tiene marcado en el protocolo de actuación en el caso de limpieza de murales o grafitis artísticos, independientemente de su contenido.

Ver noticia original ➥