Cuatro tanques han sido vistos rumbo a la capital de Zimbabwe, Harare, lo que hace temer un intento de golpe en un país gobernado por Robert Mugabe durante 37 años. Los hechos se producen apenas un día después de que el jefe de las fuerzas armadas dijera que estaba preparado para "intervenir" y poner fin a la purga de partidarios del derrocado vicepresidente Emmerson Mnangagwa.

Ver noticia original ➥