Venezuela es el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, más que Arabia Saudí, Rusia e Irán, y multiplica por ocho las que tiene Estados Unidos. Sin embargo, el chavismo ha llevado al país a tener que importar petróleo para disponer de combustible. Tal y como adelanta Reuters, el país está considerando por primera vez refinar crudo extranjero para producir gasolina y diésel. En el documento al que ha tenido acceso la agencia de noticias, se contempla procesar hasta 57.000 barriles de crudo extranjero al día.

Ver noticia original ➥