Tres grandes constructoras españolas están siendo investigadas por el parlamento venezolano por, presuntamente, haber pagado mordidas millonarias a altos jerarcas del chavismo a cambio de las mayores adjudicaciones de obras públicas durante el gobierno del fallecido Hugo Chávez.

Ver noticia original ➥