Corría un 24 de septiembre de 1939 cuando Benito Mussolini decidía realizar su primera visita oficial a Alemania, como consecuencia de la alianza militar firmada entre el dictador italiano y Adolf Hitler. Durante el encuentro entre ambos, ‘Il Duce’ asistió a un desfile militar en Berlín a bordo de un Mercedes-Benz 770k Grosser Offener Tourenwagen, el vehículo más apreciado por el ‘Führer’. Casi ochenta añas más tarde, el coche preferido de Hitler se ha puesto a la venta.

Ver noticia original ➥