El hundimiento de los diésel es un hecho. Lo lleva siendo desde hace tiempo, con una tendencia a la baja que se aceleró el año pasado, cuando los diésel dejaron de ser la opción mayoritaria de los compradores españoles, que sigue dejándonos mínimos históricos. Las ventas de coches diésel en España se hunden dramáticamente

Ver noticia original ➥