El fotógrafo húngaro Vörös Szabolcs se quedó fascinado por el metro de Moscú y muestra en imágenes el por qué.

Ver noticia original ➥