El fotógrafo Maxim Avdéiev visitó la ciudad. Durante su estancia tomó instantáneas poco habituales de la vida cotidiana en este lugar, caracterizado por unas duras condiciones climáticas. Junto al río Lena, uno de los más largos del mundo, Yakutsk tiene una temperatura media en invierno de -40ºC, lo que crea un manto de niebla que cubre la ciudad.

Ver noticia original ➥