Los virus gigantes conocidos como pandoravirus se inventan sus propios genes, que además son diferentes entre sí, toda una obra inédita de creatividad genética que explica sus enormes dimensiones. Inofensivos para los humanos, los pandoravirus ayudan a comprender mejor la evolución de la vida en nuestro planeta.

Ver noticia original ➥