Del muro más alejado de la habitación cuelga un retrato en el que se le ve con uniforme militar de gala y supuesta pose de estadista; sin embargo, la gran bola del mundo que aparece junto a él evoca, más bien, esa figura grotesca del Gran Dictador que clavó el genial Charles Chaplin

Ver noticia original ➥