Los inversores no se cortan a la hora de sacar rédito económico a sus fondos. No les importa si es un producto de primera necesidad, como la vivienda, o si es virtual, como el bitcóin. Para ellos solo son productos que exprimir para que los fondos crezcan, a pesar de que ese crecimiento acabe por hundirlo.

Ver noticia original ➥