La talla de madera de la fotografía no es otra que la primera expresión del símbolo que ETA convertiría en su firma: un grabado sobre madera elaborado en los años 70 por el anarquista guipuzcoano Félix Likiniano. ETA anunció este cambio de imagen en un comunicado el pasado mes de septiembre, el mismo en el que adelantaba que había iniciado un proceso de debate sobre su futuro y su historia. "Para reforzar la importancia histórica de este debate, ETA quiere enseñar uno de sus tesoros: la talla original de Likiniano con el hacha y la serpiente..

Ver noticia original ➥