Este lunes, en el programa Periodismo para todos de El Trece TV, un medio argentino, Woody Allen afirmaba estar "molesto" con las acusaciones sobre abusos sexuales a su hija adoptiva Dylan Farrow porque, según el veterano director, él "debería ser el rostro masculino del #MeToo". "Llevo haciendo películas 50 años, he trabajado con cientos de actrices y ni una sola, ni las grandes, ni las famosas, ni las que estaban empezando han sugerido ningún tipo de comportamiento inapropiado. Siempre he tenido una relación maravillosa con ellas", dijo Allen

Ver noticia original ➥