En octubre de 2017, advirtiendo el avance inexorable de las fuerzas aliadas republicanas, Xavier García Albiol se trasladó al Führerbunker debajo de la Cancillería de la capital. El complejo subterráneo de dos pisos contaba con todo lo necesario para vivir: comida, pertrechos y un DVD con los mejores goles del RCD Espanyol, de quince segundos de duración. Allí se ha preparado para el final.

Ver noticia original ➥