"Desde el punto de vista humano y periodístico, tener la oportunidad de ir y estar con ellos durante cuarenta minutos es algo que, creo, no hay que desaprovechar", comenzó el periodista, antes de hacer un resumen de su visita, en la que también tuvo ocasión de ver a Raúl Romeva y Joaquim Forn. "Fue una vivencia enormemente intensa", describió el presentador, que habló de los procedimientos que hay que pasar para entrar en prisión, que no eran "especialmente agradables".

Ver noticia original ➥