Diciendo que es mejor hacerse a la idea de que los datos de Facebook van a estar ahí “para siempre”, el CEO de la red social más importante del mundo, Mark Zuckerberg, ha admitido ante el Congreso de los Estados Unidos estos días que es imposible darse de baja de la plataforma y que él mismo lo ha intentado “a un coste personal muy alto y poniendo en peligro todo lo que amo y todo lo que soy” sin lograrlo.

Ver noticia original ➥